BIOLINE 2019 CENTRALgif

CAJAMAR AGRORENTING AGOSTO 2019

ACTUALIZADO A 20 DE MARZO DE 2019

Estado fitosanitario de las hortalizas

Según informa la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, a través de la Red de Alerta e Información Fitosanitaria (RAIF), el estado fitosanitario de los cultivos hortícolas es el que se detalla a continuación.

La RAIF recuerda a los agricultores que vayan a recolectar próximamente sus parcelas, que deben respetar el plazo de seguridad de los productos fitosanitarios empleados en sus explotaciones. Estos, además, deberían ser elegidos como los menos agresivos teniendo en cuenta la fauna auxiliar existente.

En el caso de plagas se tratará, entre otros factores, en los estados de máxima sensibilidad del agente en cuestión, para lograr la mayor efectividad. En el caso de enfermedades, cuando las condiciones meteorológicas sean favorables para el desarrollo del hongo para conseguir una acción preventiva. 

Pimiento

pimiento-amarillo-cultivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Trips (Frankliniella occidentalis)

En estos momentos se observa en la totalidad de los invernaderos muestreados y en 1 de cada 3 plantas (se mantiene con respecto al muestreo anterior).

Los daños producidos por la alimentación en los frutos (plateado) es mínimo por el momento. Se han observado daños en 1 de cada 25 frutos (1 de cada 100 en el muestreo anterior) y en 1 de cada 3 invernaderos.

Los niveles en los que se encuentra el trips en estos momentos no son causantes de pérdidas de producción.

Los depredadores Orius laevigatus y Amblyseius swirskii (organismos de control biológico) se han observado en 1 de cada 5 plantas y en 1 de cada 2 de las plantas respectivamente. Con la subida de las temperaturas se está produciendo un aumento de las poblaciones de los auxiliares. La presencia del virus del bronceado (TSWV), es mínimo por el momento.

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Está presente en todos los invernaderos muestreados y en 1 de cada 12 plantas (1 de cada 17 en el muestreo anterior).

La melaza segregada por esta plaga favorece el ataque del hongo que ocasiona la negrilla, que merma la capacidad fotosintética de la planta, así como la respiración de ésta, pudiendo además depreciar la calidad de la cosecha y dificultar la penetración de los fitosanitarios.

El enemigo natural (organismo de control biológico) más importante encargado del control de esta plaga es Amblyseius swirskii. Se localiza en 1 de cada 2 plantas.

Las sueltas se deben distribuir en todo el cultivo, concentrándose en las zonas más propensas a entradas o de mayor riesgo.

Otros auxiliares utilizados son las Crisopas , Eretmocerus mundus y Nesidiocoris tenuis principalmente.

Pulgón (Aphis gosypii)

Se observan pequeños focos de pulgón en 1 de cada 6 de las parcelas muestreadas (se mantienen con respecto al muestreo anterior) y en 1 de cada 50 plantas (1 de cada 100 en el muestreo anterior).

Además de Aphis gosypii y Mizus persicae, en este cultivo se observan otras especies de pulgón como son Aulacorthum solani, Macrosiphum euphorbiae y Aphis craccivora.

El enemigo natural encargado del control de esta plaga es Aphidius colemini principalmente, detectándose en la totalidad de las parcelas en las que se han realizado sueltas y en todos los focos de pulgón.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Se está detectando presencia de araña roja en 1 de cada 6 parcelas en pequeños focos. En 1 de cada 250 plantas (se mantiene con respecto al muestreo anterior) en los que se encuentran en recolección. Se ha observado presencia de Amblyseius andersoni Amblyseius andersoni en1 de cada 14 plantas en aquellas parcelas en las que se han realizado sueltas.

Se recomienda realizar sueltas con Phytoseiulus persimilis, Amblyseius andersoni y californicus, no solo en los focos sino también en un pequeño perímetro alrededor.

Conviene evitar la dispersión mediante operaciones culturales.

Orugas (Spodoptera exigua)

Está presente en 1 de cada 6 de los invernaderos (se mantiene con respecto al muestreo anterior) y en 1 de cada 500 plantas (se mantienen con respecto al muestreo anterior).

Se han detectado daños en 1 de cada 1.000 frutos (se mantiene con respecto al muestreo anterior), están siendo mínimos por el momento y por tanto no están produciendo pérdidas en la producción

Oidio (Leveillula taurica)

Se observan síntomas en casi la totalidad de los invernaderos muestreados. Está presente en 1 de cada 20 plantas (1 de cada 17 plantas en el muestreo anterior) en aquellas que están en plena recolección.

El rango de temperatura de esta enfermedad se sitúa entre 10 y 35ºC con un óptimo de alrededor de 26ºC y la humedad relativa del 70 al 80%.

El microclima de los invernaderos le es muy favorable para su desarrollo.

Creontiades pallidus y Nezara viridula

Destaca la presencia de Creontiades pallidus y Nezara viridula en gran parte de los invernaderos muestreados sobre todo en las zonas más tempranas.

Se aconseja tomar las medidas oportunas para evitar los futuros daños en fruto.

Podredumbre gris (Botrytis cinérea)

En el tallo el ataque se produce a través de lesiones y heridas, las cuales provocan pudriciones en las zonas afectadas, y en muchos casos, marchita toda la planta por encima de la lesión.

En frutos, se producen podredumbres en ápices, pedúnculo u otros puntos en contacto con tejidos florales afectados.

Se han observado síntomas en 1 de cada 100 plantas (1 de cada 50 en el muestreo anterior) y en un número reducido de invernaderos Niveles bajos.

 

Tomate

cultivo-tomate

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Está presente en la totalidad de los invernaderos muestreados independientemente del estado fenológico en el que se encuentren. En aquellas parcelas que se encuentran en la recta final del ciclo de cultivo está presente en 1 de cada 8 plantas (se mantiene con respecto al muestreo anterior).

Esta plaga es importante por los daños indirectos (transmisión de diferentes virus).

Se han detectado síntomas del virus de la cuchara (TYLCV) en la totalidad de los invernaderos muestreados, pero en niveles inferiores a los del apo pasado en la misma época.

Uno de los depredadores (organismo de control biológico) más importantes en el control de esta plaga es Nesidiocoris tenuis, presente en la totalidad de los invernaderos muestreados y en 1 de cada 2 plantas. Con el incremento de las temperaturas se está produciendo un aumento de las poblaciones.

Trips (Frankliniella occidentalis)

En estos momentos se observa en la casi totalidad de invernaderos y en 1 de cada 11 plantas en aquellas parcelas que se encuentran en plena recolección (1 de cada 20 en el muestreo anterior. Se han detectado daños en 1 de cada 50 frutos y en 1 de cada 3 parcelas.

El virus más importante transmitido por este vector es el virus del bronceado (TSWV). Los síntomas en plantas están siendo superiores con Los síntomas en plantas están siendo superiores con tas están siendo superiores con respecto a campañas respecto a campañas anteriores en esta misma época. Se han detectado síntomas en 1 de cada 33 plantas (se mantiene con respecto al muestreo anterior) y en la mayoría de las parcelas muestreadas.

Vasates (Aculops lycopersici)

Se han observado pequeños focos en la mayoría de las parcelas. Está presente en 1 de cada 9 plantas (se mantienen con respecto al muestreo anterior).

Niveles bajos. Se recomiendan prácticas como el azufrado de las plantas para minimizar su expansión.

Polilla del tomate (Tuta absoluta)

Se han detectado capturas en la mayoría de las parcelas muestreadas (se mantiene con respecto a la semana anterior).

En planta se han observado daños en la mayoría de los invernaderos muestreados y en 1 de cada 5 plantas (se mantiene con respecto al muestreo anterior). Niveles bajos. En fruto se han observado daños en 1 de cada 50 (se mantienen con respecto al muestreo anterior) y en 1 de cada 4 invernaderos.

Se recomienda extremar las medidas preventivas para regular su control debido a que las condiciones climáticas son idóneas para su desarrollo.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Está presente en un número reducido de parcelas y en 1 de cada 20 plantas. Se mantiene con respecto al muestre anterior.

Bacteriosis

Se han detectado síntomas en un número muy reducido de invernaderos y en 1 de cada 100 plantas (1 de cada 200 en el muestreo anterior)

Podredumbre gris (Botrytis cinerea)

Se han observado síntomas en un número cada vez menor de invernaderos muestreados y en 1 de cada 100 plantas (1 de cada 150 en el muestreo anterior). Niveles bajos.

Este hongo se desarrolla óptimamente en condiciones de alta humedad relativa (95%) y temperatura ambiental entre 17 y 25 ºC, siendo la humedad el factor más limitante para la infección.

Oidio (Leveillula taurica)

El rango de temperatura de esta enfermedad se sitúa entre 10 y 35ºC con un óptimo de alrededor de 26ºC y la humedad relativa del 70 al 80%. El microclima de los invernaderos le es muy favorable para su desarrollo.

Se han observado síntomas en 1 de cada 2 de los invernaderos muestreados y en 1 de cada 50 plantas (Se mantiene con respecto al muestreo anterior. Niveles normales en esta época del año.

Mildiu (Phytophtora infestans)

Las condiciones favorables para su desarrollo son alta humedad relativa (superior al 90%), y temperatura entre 10ºC y 25ºC. Para que se produzca la germinación es imprescindible un periodo de agua libre sobre la planta.

En tiempo frío y seco, el ataque del hongo avanza lentamente, pero si es cálido y húmedo se desarrolla con gran rapidez y es invadida toda la planta, que se ennegrece, marchita y acaba por pudrirse.

Se han observado síntomas en 1 de cada 167 plantas (1 de cada 1.000 en el muestreo anterior) y en 1 de cada 10 invernaderos muestreados.

Rosquilla verde (Spodoptera exigua)

Las larvas en sus primeros estadios tienen comportamiento gregario, royendo el parénquima de la cara inferior de las hojas, y dejando la epidermis. En los  siguientes estadios larvarios se distancian y aíslan, devorando las hojas al completo, produciendo graves defoliaciones, pudiendo también roer los tallos llegando a perforar galerías.

Se ha detectado presencia en 1 de cada 50 plantas (1 de cada 33 en el muestreo anterior) y en casi la totalidad de las parcelas.

Berenjena

Berenjena-flor

 

 

 

 

 

 

 

 

Trips (Frankliniella occidentalis)

El trips puede producir daños directos (cuando la infección es alta pueden dañar los frutos) y daños indirectos (transmisión del virus TSWV).

En estos momentos se observa en la totalidad de los invernaderos y en 1 de cada 3 plantas (se mantiene con respecto al muestreo anterior) en aquellos invernaderos que se encuentran en plena recolección.

Amblyseius swirskii (organismo de control biológico) ayuda en gran medida al control de esta plaga.

Los daños en fruto (plateado), son mínimos en estos momentos.

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Esta plaga en este cultivo produce daños directos (Si la población es muy elevada se puede llegar a producir un debilitamiento de la planta, clorosis y desecación de las hojas) y daños indirectos (negrilla).

Está presente en todos los invernaderos muestreados y en 1 de cada 3 plantas en aquellas que se encuentran en plena recolección.

Los depredadores (organismos de control biológico) más importantes en el control de esta plaga son Amblyseius swirskii y Nesidiocoris tenuis presentes en 1 de cada 2 plantas en los invernaderos muestreados.

Si se observa un aumento de los niveles de esta plaga y baja instalación de los auxiliares, se recomienda el refuerzo con OCB con el objeto de controlar la presencia de la misma.

Los niveles en los que se encuentra la mosca blanca en estos momentos no son causantes de pérdidas de producción.

Polilla del tomate (Tuta absoluta)

En estos momentos se han detectado capturas en la mayoría de los invernaderos (se mantiene con respecto al muestreo anterior). Se han detectado daños en 1 de cada 50 plantas (se mantiene con respecto al muestreo anterior) y en 1 de cada 3 invernaderos (1 de cada 6 en el muestreo anterior).

Pulgon (Myzus persicae)

De las plagas que se detectan por focos se ha observado presencia de pulgón en un número reducido de plantas y en 1 de cada 3 parcelas. Se ha detectado presencia en 1 de cada 200 plantas (1 de cada 250 en el muestreo anterior).

El parásito que está ayudando al control de esta plaga es Aphidius colemani. Además de Myzus persicae, se han encontrado otras especies como son Aulacorthum solani, Macrosiphum euphorbiae y Aphis craccivora.

Se recomienda la colocación de cubiertas vegetales de cereal para realizar sueltas preventivas banker-plants y OCB.

Cuando el nivel de la plaga sea muy alto y esté limitado a una zona (por focos), se podrán realizar tratamientos localizados.  

Araña roja (Tetranychus urticae)

La araña roja se ha observado en pequeños focos en 1 de cada 50 plantas en la mayoría de los invernaderos muestreados.

En parcelas con problemas anteriores de esta plaga se recomiendan las sueltas preventivas de Amblyseius andersoni, Amblyseius californicus, Amblyseius swirskii, Feltiela acarisuga y Phytoseiulus persimilis.

Phytoseiulus persimilis es uno de los depredadores que más ha ayudado al control de esta plaga.

Oídio (Leveillula taurica)

Se han detectado síntomas de oidiopsis en un número reducido de parcelas.

Estos niveles no son causantes de pérdidas de producción por el momento.

Podredumbre gris (Botrytis cinerea)

Se han detectado síntomas en 1 de cada 28 plantas (1 de cada 11 plantas en el muestreo anterior) y en 1 de cada 2 parcelas.

Los principales puntos de infección han sido las flores y los tallos. Este hongo provoca la caída de las flores, ya que son muy sensibles.

Los niveles alcanzados por el momento no son causantes de pérdidas de producción.

 

Pepino

pepino-5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Virus del rizado de Nueva Delhi (ToLCNDV)

Se ha detectado presencia en 1 de cada 100 plantas. Lo más importante a destacar, es que no está afectando a la calidad de los frutos y por tanto a la pérdida de producción.

Los síntomas responden a una suave decoloración internervial en la hoja expandida con abarquillamiento hacia abajo, más evidente en las hojas más jóvenes.

El Pepino tipo Francés se ha observado que es algo más susceptible a este virus, pero al igual que otros tipos de pepino no es causante de pérdidas de producción.

Virus del Mosaico y Moteado Verde del Pepino (CGMMV)

Las principales vías de transmisión son por contacto entre plantas y en las operaciones culturales, por suelo o sustrato contaminado, por agua de riego o drenaje. Precaución en la transmisión por contacto.

En estos momentos se está detectando presencia cada vez mayor, tanto en el número de invernaderos como de plantas.

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Está presente en todos los invernaderos muestreados en 1 de cada 14 plantas. Niveles bajos.

El enemigo natural (organismo de control biológico) que está ayudando al control de esta plaga es Amblyseius swirskii, presente en todos los invernaderos en los que se han realizado sueltas.

Uno de los virus transmitidos por este vector es el de las venas amarillas del pepino (CVYV), que está siendo mínimo por el momento. Se han observado síntomas en 1 de cada 250 plantas.

Otros virus transmitidos por esta plaga (junto con el pulgón), son los amarilleamientos virales:

CYSDV cuando el agente transmisor ha sido la mosca blanca y CABYV cuando ha sido el pulgón. Se han observado síntomas en 1 de cada 25 plantas en un número cada vez mayor de invernaderos.

Otro de los virus transmitidos por este vector es el virus del rizado de Nueva Delhi (ToLCNDV).

Para minimizar la presencia de mosca blanca en los invernaderos es prioritario el refuerzo de las estrategias o medidas físicas y culturales, apoyadas en medidas biológicas, químicas y biotecnológicas.

Los bajos niveles en los que se encuentra la mosca blanca en estos momentos no son causantes de pérdidas de producción.

Trips (Frankliniella occidentalis)

Esta plaga en este cultivo solo produce daños directos (cuando la infección es muy alta puede dañar los frutos). No ocasiona daños indirectos (no transmite virosis).

Está presente en 1 de cada 4 plantas y en todos los invernaderos que se encuentran en plena recolección.

Uno de los enemigos naturales (organismos de control biológico) que están ayudando al control de esta plaga es Amblyseius swirskii presente en todos los invernaderos donde se han realizado sueltas.

Donde la presencia de trips sea elevada y la instalaciones de Amblyseius swirskii no sean las adecuadas para contralar el nivel de plaga, se recomienda colocar placas azules a la altura de la planta.

Pulgón (Aphis gosypii)

De las plagas que se detectan por focos se ha observado presencia de pequeños focos de pulgón en la mitad de invernaderos y 1 de cada 25 plantas.

El parásito que está ayudando al control de esta plaga es Aphidius colemani.

La temperatura óptima de desarrollo para esta especie se cifra en 24Cº, con humedades relativas medias. Si esta temperatura desciende, el ciclo de vida se alarga.

Conviene extremar las precauciones para evitar la transmisión de CABYV.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Se han detectado pequeños focos de araña en un número reducido de invernaderos y en una de cada 50 plantas. Niveles bajos.

Las sueltas de OCB se deben realizar al detectar la primera presencia de araña roja.

El desarrollo de todo este ciclo es muy rápido, completándose en una semana con temperaturas de 30ºC y ambiente seco.

Mildiu de las cucurbitáceas (Pseudoperonospora cubensis)

Se han observado síntomas en 1 de cada 4 invernaderos y en 1 de cada 14 plantas, en los invernaderos que se encuentran en plena producción.

En aquellas plantaciones en las que las plantas tienen un elevado porte (plena recolección), se recomienda manejar adecuadamente las dobles cubiertas para evitar diferentes enfermedades.

A partir de ahora las condiciones meteorológicas van a ser cada vez más idóneas.

Oidio de las cucurbitáceas (Spaerotheca fuliginea)

Se han observado síntomas en la mitad de los invernaderos muestreados y en 1 de cada 14 plantas en las plantaciones que están en plena recolección, siendo testimonial en el resto.

La temperatura de crecimiento del oídio está relacionada con la humedad y con la luz.

El óptimo de temperatura se sitúa entre 23-26ºC y la humedad relativa del 70%.

Podredumbre gris (Botrytis cinerea)

En el tallo el ataque se produce a través de lesiones y heridas, las cuales provocan pudriciones en las zonas afectadas, y en muchos casos, marchita toda la planta por encima de la lesión.

En frutos, se producen podredumbres en ápices, pedúnculo u otros puntos en contacto con tejidos florales afectados.

Se han observado síntomas en 1 de cada 20 plantas (1 de cada 17 plantas en el muestreo anterior) y en 1 de cada 3 parcelas. Niveles bajos.

 

Calabacín

calabacin-cultivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Virus del rizado de Nueva Delhi (ToLCNDV)

En las plantaciones donde se han extremado las medidas de hermeticidad de las estructuras recomendadas por la Delegación Territorial de Agricultura, la incidencia de ToLCNDV es más baja.

Desde octubre, el número de plantas afectadas ha ido en aumento, asociado a las buenas condiciones climáticas que se dieron en esa época.

Las actuales plantaciones en plena producción tienen una elevada incidencia de virosis, al igual que otras campañas. En las nuevas plantaciones, la virosis es mínima.

Conviene recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar las estrategias de manejo de cucurbitáceas.

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

En las plantaciones que están en plena recolección, esta plaga está presente en todas las parcelas y en 1 de cada 9 plantas. Niveles normales.

El enemigo natural (organismo de control biológico) que está ayudando al control de esta plaga es Amblyseius swirskii, presente en todos los invernaderos en los que se han realizado sueltas.

Uno de los virus transmitidos por este vector es el de las venas amarillas del pepino (CVYV), que está siendo mínimo por el momento.

Otros virus transmitidos por esta plaga (junto con el pulgón), son los  amarilleamientos virales:

CYSDV cuando el agente transmisor ha sido la mosca blanca y CABYV cuando ha sido el pulgón. Se ha detectado presencia en 1 de cada 45 plantas.

También transmite este vector el virus del rizado de Nueva Delhi (ToLCNDV).

Para minimizar la presencia de mosca blanca en los invernaderos es prioritario el refuerzo de las estrategias o medidas físicas y culturales, apoyadas en medidas biológicas, químicas y biotecnológicas.

Pulgón (Aphis gosypii)

Se han detectado pequeños focos de pulgón en un número reducido de invernaderos muestreados y en 1 de cada 333 plantas, en los que se encuentran en plena recolección.

El parásito Aphidius colemani (organismo de control biológico) está presente en todas las parcelas en las que se han realizado sueltas y está ayudando al control de esta plaga.

Se recomienda la colocación de cubiertas vegetales de cereal para realizar sueltaspreventivas de banker-plants y OCB.

Conviene extremar las precauciones para evitar la transmisión de CABYV.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Es importante controlar los ataques en los primeros estadios fenológicos de la planta porque son más fuertes, produciendo desecación e incluso desfoliación.

Se ha observado presencia en un número reducido de invernaderos y en 1 de cada 600 plantas.

El inicio de las sueltas de OCB se recomienda al detectar la primera presencia de araña roja.

Trips (Frankliniella occidentalis)

Los daños que produce en este cultivo son directos. Picaduras alimentarias que cuando los tejidos son jóvenes llegan a necrosar las zonas afectadas, por lo que no se desarrollan y el órgano se deforma. Efecto de la puesta que cuando la infección es alta, pueden dañar los frutos.

En estos momentos está presente en todos los invernaderos y en 1 de cada 11 plantas. Niveles normales en esta época del año.

Oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea)

Se han observado síntomas en la mayoría de los invernaderos muestreados y en 1 de cada 13 plantas en aquellos que se encuentran en plena recolección. En las nuevas plantaciones la presencia es mínima.

Niveles normales si consideramos el estado fenológico en el que se encuentra el cultivo.

 

Melón

melon

 

Sandía

sandia cultivo 2

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Esta plaga en este cultivo produce daños directos (cuando la población es muy elevada se puede llegar a producir un debilitamiento de la planta, clorosis y desecación de las hojas) y daños indirectos daños indirectos daños indirectos (transmisión de diferentes virosis).

La presencia de esta plaga es mínima por el momento al igual que los diferentes virus que trasmite. Se han detectado síntomas en 1 de cada 50 plantas y en casi la totalidad de los invernaderos muestreados.

Esta baja incidencia se debe a que las medidas de hermeticidad se están implementando correctamente.

Hay que recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar estrategias de control integrado.

Unos de los enemigos naturales que están ayudando al control de esta plaga es Amblyseius swirskii, presente en 1 de cada 20 plantas en todas aquellas parcelas que han realizado sueltas.

Pulgones (Aphis gosypii y Aphis craccivora)

Los pulgones prefieren para alimentarse los órganos de las plantas jóvenes, tiernos y en desarrollo (justo en el momento en el que se encuentra el cultivo).

Se han detectado pequeños focos de pulgón en un número reducido de parcelas muestreadas. En 1 de cada 200 plantas se ha observado presencia.

Se debe recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar estrategias de control integrado. Se recomienda el uso de plantas reservorio (Banker-plant).

Los organismos de control biológico que se utilizan para control de esta plaga son Adalia bipunctata, Aphelinus abdominalis, Aphidius (Colemani, matricariae, ervi), Aphidoletes Aphidoletes aphidimyza, Crysoperla carnea , Lysiphlebus testaceipes.

Trips (Frankliniella occidentalis)

Se aconseja controlar los niveles de trips en los inicios del cultivo por el daño que producen en la plantan al alimentarse.

Esta plaga se ha observado en 1 de cada 20 plantas y en la totalidad de las parcelas muestreadas.

Uno de los enemigos naturales que están ayudando al control de esta plaga es Amblyseius swirskii.

Se recomienda previo a la plantación realizar un trampeo masivo con placas cromotrópicas a ras del suelo.

Orugas (Spodoptera exigua)

Las condiciones climáticas óptimas para su desarrollo son de temperaturas y humedad elevadas y ambiente sombreado (20ºC y 90% de humedad relativa).

Los daños más importantes se producen en el fruto al roerlos y produciendo pérdidas en la comercialización.

Las primeras medidas de control se deben tomar al detectar la presencia de la plaga en el cultivo.

Se han detectado daños en 1 de cada 143 plantas y un número reducido de parcelas.

Oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea)

Se producen manchas pulverulentas de color blanco en la superficie de las hojas (haz y envés), también afecta a tallos y peciolos. Las hojas y tallos atacados se vuelven de color amarillento y se secan, e incluso las hojas secas se desprenden.

Los frutos raramente son afectados, aunque cuando la enfermedad está muy avanzada, éstos pueden madurar prematuramente y carecer de sabor. Este daño es mayor sobre frutos jóvenes.

En estos momentos está presente en un número reducido de parcelas y plantas. En 1 de cada 200 plantas.

Mildiu (Pseudoperonospora cubensis)

Las condiciones idóneas para su desarrollo son temperaturas suaves (15 a 25ºC) y humedades muy altas (80-90%). La presencia de agua libre sobre las hojas es imprescindible para la infección.

Estas condiciones idóneas se dan en ciertos momentos debajo de los tunelillos.

Es estos momentos la presencia es mínima. Se han detectado síntomas en 1 de cada 500 plantas.

Chancro gomoso del tallo (Didymella bryoniae)

Las heridas de poda e injertos son los puntos más frecuentes de infección.

Temperaturas alrededor de 23 a 25ºC y humedad relativa a partir del 95% son favorables para su desarrollo, sobre todo cuando hay presencia de agua libre sobre la planta.

Se han detectado síntomas en un número muy reducido de invernaderos y de plantas.

La RAIF recuerda a los agricultores que vayan a recolectar próximamente sus parcelas, que deben respetar el plazo de seguridad de los productos fitosanitarios empleados en sus explotaciones. Estos, además, deberían ser elegidos como los menos agresivos teniendo en cuenta la fauna auxiliar existente. 

En el caso de plagas se tratará, entre otros factores, en los estados de máxima sensibilidad del agente en cuestión, para lograr la mayor efectividad. En el caso de enfermedades, cuando las condiciones meteorológicas sean favorables para el desarrollo del hongo para conseguir una acción preventiva.

Sobre Hortoinfo

Hortoinfo es un medio de comunicación

totalmente independiente, realizado por profesionales del periodismo con hondas raíces en la agricultura. También la empresa editora, Edican Media, S.L. es una modesta iniciativa compuesta por personas vinculadas a la información y producción de hortalizas, sin vínculos a grandes grupos empresariales ni con dependencia de corporaciones o grupos de presión. Más información en el apartado Quiénes somos

Contactar

Contacto

contacto@hortoinfo.es
950 343 528

Redes sociales

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Ver política