ACTUALIZADO A 22 DE MAYO

Estado fitosanitario de las hortalizas

Según informa la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, a través de la Red de Alerta e Información Fitosanitaria (RAIF), el estado fitosanitario de los cultivos hortícolas es el que se detalla a continuación.

La RAIF recuerda a los agricultores que vayan a recolectar próximamente sus parcelas, que deben respetar el plazo de seguridad de los productos fitosanitarios empleados en sus explotaciones. Estos, además, deberían ser elegidos como los menos agresivos teniendo en cuenta la fauna auxiliar existente.

En el caso de plagas se tratará, entre otros factores, en los estados de máxima sensibilidad del agente en cuestión, para lograr la mayor efectividad. En el caso de enfermedades, cuando las condiciones meteorológicas sean favorables para el desarrollo del hongo para conseguir una acción preventiva.

 

Pimiento

pimiento-amarillo-cultivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay datos actualizados

 

Tomate

cultivo-tomate

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay datos actualizados

 

Berenjena

Berenjena-flor

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay datos actualizados

 

Pepino

pepino-5

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay datos actualizados

 

Calabacín

calabacin-cultivo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No hay datos actualizados

 

Sandía

 

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Esta plaga en este cultivo produce daños directos (cuando la población es muy elevada se puede llegar a producir un debilitamiento de la planta, clorosis y desecación de las hojas) y daños indirectos daños indirectos daños indirectos (transmisión de diferentes virosis).

Se ha detectado presencia en todas las plantas y en la totalidad de los invernaderos muestreados. Los diferentes virus que transmite también están presentes en niveles bajos. Esta baja incidencia hermeticidad se han implementado correctamente.

Unos de los enemigos naturales que están ayudando al control de esta plaga es Amblyseius swirskii, presente en todas aquellas parcelas que han realizado sueltas, en 1 de cada 2 plantas. La instalación ha sido muy buena.

Recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar estrategias de control integrado.

Pulgones (Aphis gosypii y Aphis craccivora)

Los pulgones prefieren para alimentarse los órganos de las plantas jóvenes, tiernos y en desarrollo (justo en el momento en el que se encuentra el cultivo).

Se han detectado pequeños focos de pulgón en 1 de cada 20 plantas y en todas las parcelas.

Recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar estrategias de control integrado. Se recomienda el uso de plantas reservorio (Banker-plant).

Los organismos de control biológico que se utilizan para control de esta plaga son Adalia bipunctata, Aphelinus abdominalis, Aphidius (Colemani, matricariae, ervi), Aphidoletes Aphidoletes aphidimyza, Crysoperla carnea , Lysiphlebus testaceipes.

Trips (Frankliniella occidentalis)

Se aconseja controlar los niveles de trips en los inicios del cultivo por el daño que producen en la plantan al alimentarse.

Esta plaga se ha observado en todas las plantas y en la totalidad de las parcelas muestreadas.

Unos de los enemigos naturales que están ayudando al control de esta plaga es Amblyseius swirskii.

Se recomienda previo a la plantación realizar un trampeo masivo con placas cromotrópicas a ras del suelo.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Los ataques suelen aparecer en focos, frecuentemente cerca de malas hierbas que actúan de reservorio de la plaga (por eso es tan importante mantener el cultivo limpio).

Se desarrolla con facilidad en primavera y otoño ya que se ve favorecido por humedades relativas bajas.

En estos momentos se observan pequeños focos en 1 de cada 20 plantas y en todas las parcelas.

Recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar estrategias de control utilizar estrategias de control integrado. Las sueltas de OCB se realizarán a la primera presencia de araña roja y en el caso de parcelas con problemas anteriores de esta plaga, se realizarán sueltas preventivas.

Orugas (Spodoptera exigua)

Las condiciones climáticas óptimas para su desarrollo son de temperaturas y humedad elevadas y ambiente sombreado (20ºC y 90% de humedad relativa).

Los daños más importantes se producen en el fruto al roerlos y produciendo pérdidas en la comercialización.

Las primeras medidas de control se deben tomar al detectar la presencia de la plaga en el cultivo.

En estos momentos la presencia es cada vez mayor tanto en el número de parcelas como de plantas y frutos.

Oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea)

Se producen manchas pulverulentas de color blanco en la superficie de las hojas (haz y envés), también afecta a tallos y peciolos. Las hojas y tallos atacados se vuelven de color amarillento y se secan, e incluso las hojas secas se desprenden.

Los frutos raramente son afectados, aunque cuando la enfermedad está muy avanzada, éstos pueden madurar prematuramente y carecer de sabor. Este daño es mayor sobre frutos jóvenes.

En estos momentos está presente en un número cada vez mayor de parcelas y plantas.

 

Melón

 

Trips (Frankliniella occidentalis)

Se aconseja controlar los niveles de trips en los inicios del cultivo por el daño que producen en la plantan al alimentarse.

Las primeras sueltas de organismos biológicos se realizarán desde el principio del cultivo.

Recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar estrategias de control integrado. El depredador Amblyseius swirskii se está instalando perfectamente en las parcelas en las que se han realizado sueltas.

Esta plaga se ha observado en todas las plantas y en la totalidad de las parcelas muestreadas.

Mosca blanca (Bemisia tabaci)

Esta plaga se ha observado en todas las plantas y en la totalidad de las parcelas muestreadas.

Recordar como mejor opción para el control de plagas utilizar estrategias de control integrado.

Es trasmisora de diferentes virus pero los más importantes son: El virus de las venas amarillas (CVYV), los amarilleamientos virales y el virus del rizado de nueva Delhi (ToLCNDV). Destaca la presencia de amarilleamientos virales en aquellas parcelas que se encuentran en la recta final del ciclo de cultivo.

La bajísima incidencia de estos virus es debida a que las medidas de hermeticidad se han implementado correctamente.

Araña roja (Tetranychus urticae)

Al alimentarse de células epidérmicas de los tejidos vegetales, producen una decoloración más o menos intensa.

Como primeros daños se observan punteaduras o manchas amarillentas en el haz de las hojas. Con mayores poblaciones se produce desecación e incluso defoliación. Los ataques son más graves en los primeros estadios fenológicos de la planta.

Se ha detectado presencia en la mayoría de las parcelas muestreadas y en focos.

Pulgón (Aphis gosypii)

La especie predominante sigue siendo Aphis gossypii pero también se puede observar Macrosiphum euphobiae en algunas de las parcelas muestreadas.

Se ha detectado presencia en la mayoría de las parcelas muestreadas y en un número reducido de focos.

Los pulgones producen daños directos (deformaciones en hojas, como enrollamientos y curvaturas) y daños indirectos (transmisión de diferentes virosis).

Mildiu (Pseudoperonospora cubensis)

Las condiciones idóneas para su desarrollo son temperaturas suaves (15 a 25ºC) y humedades muy altas (80-90%). La presencia de agua libre sobre las hojas es imprescindible para la infección.

En invernadero es donde encuentra el microclima más adecuado para su desarrollo.

En estos momentos la presencia es baja, detectándose presencia en un número reducido de invernaderos y de plantas. Se han observado síntomas en 1 de cada 800 plantas.

Chancro gomoso del tallo (Didymella bryoniae)

Las heridas de poda e injertos son los puntos más frecuentes de infección.

Temperaturas alrededor de 23 a 25ºC y humedad relativa a partir del 95% son favorables para su desarrollo, sobre todo cuando hay presencia de agua libre sobre la planta.

En estos momentos la presencia es baja, detectándose en un número reducido de parcelas y de plantas.

Oídio de las cucurbitáceas (Sphaerotheca fuliginea)

Se producen manchas pulverulentas de color blanco en la superficie de las hojas (haz y envés), también afecta a tallos y peciolos.

Las hojas y tallos atacados se vuelven de color amarillento y se secan, e incluso las hojas secas se desprenden.

Los frutos raramente son afectados, aunque cuando la enfermedad está muy avanzada, éstos pueden madurar prematuramente y carecer de sabor.

Se han detectado síntomas en 1 de cada 20 plantas y en número cada vez mayor de parcelas especialmente en aquellas que están en plena recolección.

La RAIF recuerda a los agricultores que vayan a recolectar próximamente sus parcelas, que deben respetar el plazo de seguridad de los productos fitosanitarios empleados en sus explotaciones. Estos, además, deberían ser elegidos como los menos agresivos teniendo en cuenta la fauna auxiliar existente. 

En el caso de plagas se tratará, entre otros factores, en los estados de máxima sensibilidad del agente en cuestión, para lograr la mayor efectividad. En el caso de enfermedades, cuando las condiciones meteorológicas sean favorables para el desarrollo del hongo para conseguir una acción preventiva.

Sobre Hortoinfo

Hortoinfo es un medio de comunicación

totalmente independiente, realizado por profesionales del periodismo con hondas raíces en la agricultura. También la empresa editora, Edican Media, S.L. es una modesta iniciativa compuesta por personas vinculadas a la información y producción de hortalizas, sin vínculos a grandes grupos empresariales ni con dependencia de corporaciones o grupos de presión. Más información en el apartado Quiénes somos

Contactar

Contacto

contacto@hortoinfo.es
950 343 528

Redes sociales

Utilizamos cookies propias para el correcto funcionamiento de la página web y de todos sus servicios, y de terceros para analizar el tráfico en nuestra página web. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información Ver política